Consejos para mantener correctamente un sofá de piel

El correcto mantenimiento de un sofá de piel es imprescindible si queremos que nuestro sofá se mantenga como el primer día durante el paso de los años.

Recomendaciones y cuidados

  • Limpia el polvo con un aspirador cada 15 días. Utiliza el utensilio especial para tapicería y ten en cuenta los rincones.
  • Utiliza un paño o una gamuza de algodón humedecida con agua destilada y jabón neutro. Una vez limpio, utiliza un paño seco y limpio para retirar la humedad. Esta operación puedes realizarla cada 2 o 3 meses.
  • Limpia profundamente el cuero cada 6 meses. Para ello, puedes utilizar productos especialmente diseñados para la limpieza de la piel. Una vez limpio, aplica crema corporal (que no sea muy fuerte) que permita hidratarlo y protegerlo y así recuperar su flexibilidad.
  • En caso de que tu sofá de piel tenga alguna mancha, te recomendamos que intentes limpiarla siempre al momento, para evitar que la mancha penetre en la piel. Puedes hacerlo con productos de limpieza específicos para ello, como por ejemplo, algún limpiador con aceite de pino. Es importante nunca extender la mancha, y siempre que puedas, utiliza papel absorbente. Las toallitas para bebé también resultan ser efectivas para las manchas, ya que, al no contener químicos, no dañará nuestra tapicería.

Otros consejos

  • Intenta no exponer el sofá directamente a la luz del sol, ya que esto puede provocar que progresivamente la piel pierda su color.
  • Mantén el sofá a, como mínimo, 50 cm. de cualquier fuente de calor, ya que esto provoca que la piel se seque más de lo habitual.
  • No utilizar productos o sustancias no recomendadas para la limpieza, ya que esto puede provocar daños irreparables en la tapicería.

GRUPO TESSUTO


SOFÁS DE DISEÑO
FABRICADOS EN ESPAÑA

CONTACTO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.